SOR JUANA INÉS DE LA CRUZ (ca. 1651-1695, Reino de la Nueva España)

A su retrato

Sor Juana Inés de la Cruz

Retrato de Sor Juana Inés de la Cruz, por Fray Miguel de Herrera (1700-1789), disponible en el dominio publico por Wikimedia Commons

Procura desmentir los elogios que a un retrato de la poetisa inscribió la verdad, que llama pasión.[1]

Este que ves,[2] engaño colorido,

que del Arte ostentando[3] los primores,

con falsos silogismos[4] de colores

es cauteloso engaño del sentido:

 

éste, en quien la lisonja[5] ha pretendido

excusar de los años los horrores,

y, venciendo del tiempo los rigores,

triunfar de la vejez y del olvido:[6]

 

[7]es un vano artificio del cuidado;

es una flor al viento delicada;

es un resguardo inútil para el Hado;[8]

 

es una necia diligencia errada;

es un afán[9] caduco,[10] y bien mirado,

es cadáver, es polvo, es sombra, es nada.[11]

 

Preguntas de discusión

  1. ¿Qué emociones provoca este soneto?
  2. ¿Cuáles son los temas principales de la obra?
  3. ¿Cómo funciona el simbolismo del poema? ¿Cuáles son los símbolos más importantes?
  4. ¿Qué relación tiene este poema con el arte visual? ¿y con la religión?

  1. Esta versión del poema es del Juana Inés de la Cruz, Sor, 1651-1695, Poesias Escogidas. Editado por Manuel Toussaint. Mexico: [Impr. Victoria], 1916. pp. 17.
  2. Este tú desconocido ofrece múltiples posibilidades de interpretación. Puede ser Sor Juana hablando a sí misma, o dirigiendo sus palabras directamente al lector.
  3. ostentar: mostrar algo de una manera pretensiosa.
  4. Silogismo es un tipo de razonamiento; significa un «argumento que consta de tres proposiciones, la última de las cuales se deduce necesariamente de las otras dos» (Real Academia Española).
  5. Lisonja: alabanza afectada para ganar la voluntad de alguien (Real Academia Española).
  6. El soneto tiene catorce versos, y hay un cambio de énfasis entre los primeros ocho versos y los seis finales. En los primeros, las observaciones critican directamente el arte del retrato por su dependencia en lo físico y lo terrenal, mientras en los finales, las metáforas enfatizan la inevitabilidad de la muerte.
  7. La repetición de algunas palabras o frases al comienzo del verso es un ejemplo de anáfora, que aquí ofrece un sentido de ritmo marcado en las últimas líneas. Luis F. Avilés ha notado la importancia de la repetición del sonido es en el poema (414).
  8. El Hado significa el destino, o una «divinidad o fuerza desconocida que se creía que gobernaba el destino de los hombres» (Word Reference).
  9. Afán: deseo intenso o aspiración de algo (Real Academia Española).
  10. Caduco: perecedero, que dura poco (Word Reference).
  11. Nótese que el verso final comienza con algo muy real, concreto y tangible, pero gradualmente se convierten en menos tangibles y más abstractas, terminando con, literalmente, la nada. El verso es casi idéntico al verso final de un soneto de Luis de Góngora, «Mientras por competir con tu cabello».

Licencia

Icon for the Creative Commons Attribution 4.0 International License

Antología abierta de literatura hispana by Julie Ann Ward is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International License, except where otherwise noted.

Compartir este libro