A Roosevelt

Alice Barrett, Derric Tuck, Riley Uhl y Sarah Warmker, eds.

oo ¡Es con voz de la Biblia, o verso de Walt Whitman[1],

que habría de llegar hasta ti, Cazador[2]!

Primitivo y moderno, sencillo y complicado,

con un algo de Washington y cuatro[3] de Nemrod[4].

oo Eres los Estados Unidos, eres el futuro invasor

de la América ingenua que tiene sangre indígena,

que aún reza a Jesucristo y aún habla en español.

 

oo Eres soberbio[5] y fuerte ejemplar de tu raza;

eres culto, eres hábil; te opones a Tolstoy[6].

Y domando caballos, o asesinando tigres,

eres un Alejandro[7] –Nabucodonosor[8].

(Eres un profesor de Energía[9]

como dicen los locos de hoy.)

 

oo Crees que la vida es incendio,

que el progreso es erupción,

que en donde pones la bala

el porvenir pones.

oo oo oo oo oo oo oo oo oo No.[10]

 

oo Los Estados Unidos son potentes y grandes.

Cuando ellos se estremecen hay un hondo temblor

que pasa por las vértebras enormes de los Andes.

Si clamáis, se oye como el rugir del león.

Ya Hugo a Grant[11] le dijo: “Las estrellas son vuestras”.

(Apenas brilla, alzándose, el argentino sol

y la estrella chilena se levanta…) Sois ricos.

Juntáis al culto de Hércules[12] el culto de Mammón[13],

y alumbrando el camino de la fácil conquista,

la Libertad levanta su antorcha en Nueva York.

 

oo Mas la América nuestra[14], que tenía poetas

desde los viejos tiempos de Netzahualcoyotl[15],

que ha guardado las huellas de los pies del gran Baco[16],

que el alfabeto pánico en un tiempo aprendió;

que consultó los astros, que conoció la Atlántida[17]

cuyo nombre nos llega resonando en Platón[18],

que desde los remotos momentos de su vida

vive de luz, de fuego, de perfume, de amor,

la América del grande Moctezuma[19], del Inca,

la América fragante de Cristóbal Colón[20],

la América católica, la América española,

la América en que dijo el noble Guatemoc[21]:

“Yo no estoy en un lecho de rosas”; esa América

que tiembla de huracanes y que vive de amor,

hombres de ojos sajones y alma bárbara, vive.

Y sueña. Y ama, y vibra; y es la hija del Sol.

Tened cuidado. ¡Vive la América española!

Hay mil cachorros sueltos del León Español[22].

Se necesitaría, Roosevelt, ser Dios mismo,

el Riflero terrible y el fuerte Cazador,

para poder tenernos en vuestras férreas garras.

 

Y, pues contáis con todo, falta una cosa: ¡Dios!


  1. Walt Whitman fue el poeta conocido como “el padre de modernismo” en los Estados Unidos y muy influyente en la poesía latinoamericana (Raab).
  2. Theodore Roosevelt fue “un gran aficionado de la caza” (Arellano 119).
  3. En vez de decir “mucho”, aquí Darío usa el número cuatro, que sugiere “el idea de utilitarismo, la tendencia de reducir todo a números, que domina generalmente a los hombres del Norte de América” (Arellano 119).
  4. Nemrod fue una persona bíblica conocida como cazador y como el líder que ordenó la construcción de la torre de Babel, un rebelde contra Dios (Chirinos 66).
  5. soberbio: que tiene soberbia o se deja llevar de ella. Alto, fuerte, o excesivo en las cosas inanimadas. Grandioso, magnífico. (Diccionario de la lengua española).
  6. El escritor ruso Liev Mikolaévich Tolstoy fue pacifista y cristiana evangélico (Arellano 120).
  7. Alejandro Magno (Alexander the Great) fue rey de Macedonia y un famoso conquistador.
  8. Nabucodonosor II el Grande fue el rey de Caldea. En el libro de Daniel de la Biblia, es el rey a quien Daniel interpretó su sueño representando el ascenso y caído de los poderes mundiales (“Bíblico Reina-Valera").
  9. Se refiere a una expresión usada por autores franceses, inventada por Stendhal, para referirse a Napoleón (Arellano 120).
  10. Esta palabra significa un quebranto estilístico. Después de este verso, las siguientes estrofas tienen una forma más tradicional. Los dos estilos diferentes del poema representa las diferencias culturales entre las dos Américas. Darío marca este cambio con una palabra que existe en ambos inglés y español, resonando la creencia modernista que el lenguaje tiene la habilidad resolver cuestiones culturales.
  11. El literato francés Víctor Hugo escribió la frase “las estrellas son vuestras” en un artículo contra el presidente Ulises Grant en 1877. “Simbólicamente... se refería tanto al poder de los Estados Unidos… como al aumento de las estrellas (una por cada Estado), estampada en su bandera” (Arellano 121).
  12. Hércules fue un personaje mitológico griego conocido por su fuerza física.
  13. Mammón es el dios de la riqueza para los fenicios. Darío se refiere en este verso al dinero y materialismo (Arellano 121).
  14. Consistente con la tendencia modernista, en esta estrofa Darío reconoce y abraza las culturas indígenas, en parte para formalizar y fundar un discurso modernista hispanoamericano (Jrade 14).
  15. Netzahualcoyotl fue el rey de Tezcoco que “hizo florecer las artes, arquitecto y poeta náhuatl” (Arellano 121).
  16. Bacchus fue el dios romano de vino y vendimia.
  17. Atlantis es la ciudad perdida.
  18. Plato fue un filósofo griego cuyas ideas son esenciales a la filosofía occidental.
  19. Moctezuma fue el penúltimo soberano del imperio azteca (Arellano 121).
  20. Esta referencia es un ejemplo de la actitud positiva que Darío tenía hacia la herencia española.
  21. Cuauhtemoc fue el último rey del imperio azteca y el símbolo de la resistencia indígena (Arellano 121)
  22. El león simboliza el estado español.

Licencia

Icon for the Creative Commons Attribution 4.0 International License

A Roosevelt by Alice Barrett, Derric Tuck, Riley Uhl y Sarah Warmker, eds. is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International License, except where otherwise noted.

Compartir este libro